Camí de la Vileta, 30 (Policlínica Juaneda Miramar) | 07011 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa

Horario: de lunes a jueves, 9:00h. a 13:00h. y de 16h. a 20h. | viernes de 9:00h. a 17:00h.

Camí de la Vileta, 30 (Policlínica Juaneda Miramar) | 07011 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa | Contacto
desgaste dental

¿Qué es el desgaste dental y cómo se trata?

Dr. Emilio Martínez-Almoyna

Dr. Emilio Martínez-Almoyna

CEO y Codirector médico de Clínicas UDEMAX | Licenciado en Medicina y Odontología y máster en Medicina Estética. Experto universitario en Periodoncia y postgrado en Implantología.  Miembro de la Sociedad Española de Periodoncia y la American Dental Association.

Es posible que con el tiempo hayas empezado a experimentar que tus dientes se han vuelto algo más amarillentos, algo más traslúcidos, más finos o más sensibles. Lo que tus dientes están sufriendo es lo que se conoce como desgaste dental que puede ser parte del propio envejecimiento de los dientes. No obstante, existe una serie de factores que pueden acelerar este desgaste y provocar otras complicaciones.

 

Lo que necesitas saber para dar solución al desgaste dental.

  1. ¿Qué es el desgate dental?
  2. ¿Qué provoca el desgaste dental?
  3. ¿Cómo se trata el desgaste dental?

1. ¿Qué es el desgaste dental?

Técnicamente, el desgaste dental es la pérdida de grosor y superficie del esmalte de los dientes, es decir, de su capa más externa. Este desgaste forma parte del proceso de envejecimiento de los dientes. Sin embargo, algunos factores pueden provocar que este proceso suceda antes, afectando tanto a la estética como a la funcionalidad de las piezas dentales y a la salud bucodental en general.

Y es que, si bien el desgaste dental comienza afectando a la apariencia de los dientes, es importante tener en cuenta que, a largo plazo, las piezas dentales se vuelven más frágiles. Al debilitarse el esmalte, su capa protectora, son más propensas a sufrir traumatismos y enfermedades dentales como la caries, o bien, a experimentar una mayor sensibilidad, lo que afecta a la funcionalidad masticatoria.

El esmalte dental, que se ve dañado con la erosión, es una capa dura y traslúcida de entre 2 a 3 milímetros de grosor, compuesta por hidroxiapatita y, como ya habrás supuesto, tiene la función de proteger la estructura dental frente a los estímulos externos. Por ello, prevenir un desgaste dental prematura es fundamental para mantener en buen estado de salud la estructura dental, de ahí la importancia de conocer qué puede provocarlo.

2. ¿Qué provoca el desgaste dental?

Existen diversos factores (intrínsecos y extrínsecos) que pueden provocar este problema de salud dental y que dan lugar a los tres tipos de desgaste dental conocidos:

2.1. Los problemas relacionados con la alimentación que causan erosión dental.

La erosión dental es un tipo de desgaste de la superficie dental causada por una disolución química o ácida. En este caso, la erosión comienza a manifestarse a través de la decoloración de las piezas dentales, la sensibilidad dental y la pérdida de superficie en las piezas dentales que pueden llegar a perder su opacidad e, incluso, comenzar a presentar fisuras.

El consumo demasiado frecuente de bebidas carbonatadas, zumos de frutas ácidas, cítricos, alimentos con alto contenido en azúcar, vino… pero también problemas estomacales como el reflujo gastroesofágico, o bien, trastornos de la alimentación como la anorexia o la bulimia pueden provocar erosión dental.

2.2. Los problemas de oclusión que dan lugar a la atrición dental.

Los problemas de oclusión, es decir, las distintas malposiciones dentales o de huesos maxilares, así como el bruxismo pueden provocar un contacto no deseado entre los dientes antagonistas y una fricción excesiva que de lugar a un desgaste prematuro. El desgaste por problemas de mordida o rechinamiento dental se conoce como atrición.

La atrición dental suele afectar a las caras oclusales e incisales así como interproximales de los dientes. Suele aparecer en los molares, donde se ejerce una mayor fuerza durante la masticación o el apretamiento dental propio del bruxismo que puede incluso ir acompañado de fracturas y una mayor sensibilidad dental.

2.3. Una técnica de cepillado inadecuada que provoca abrasión dental.

La abrasión dental es la pérdida progresiva del esmalte a causa de acciones mecánicas no relacionadas con la masticación o la mordida. Una técnica de cepillado dental incorrecta y agresiva es la principal causante de este tipo de desgaste, que también pueden estar relacionado con otras acciones como la de usar los dientes para quitar tapas de botella o sostener alfileres, clavos…, es decir, usarlos como una herramienta más.

Con la abrasión dental pueden aparecer surcos en la superficie de los dientes y comenzar a experimentar una mayor sensibilidad dental ante los cambios de temperatura de los alimentos. Con este tipo de desgaste también es habitual tener una mayor propensión a sufrir otras enfermedades como la caries dental.

3. ¿Cómo se trata el desgaste dental?

El tratamiento del desgaste dental dependerá de su etiología. Por ello, para proponer y llevar a cabo el mejor tratamiento, es fundamental que durante la etapa de diagnóstico se determinen cuál es la causa principal del desgaste dentario. En cada uno de los casos, el especialista podrá recomendar una técnica para paliar o revertir el desgaste sufrido por los dientes. Así pues, si el paciente sufre:

3.1. Erosión dental.

En el caso de la erosión dental es fundamental corregir los hábitos alimenticios nocivos. Es posible que sea necesario recurrir a otros profesionales como dietistas o especialistas en trastornos alimentarios que puedan ayudar a restablecer una buena relación con los alimentos y mejorar los hábitos alimenticios.

A nivel funcional y estético, la odontología puede ofrecer tratamientos conservadores y de estética dental para solucionar los problemas de desgaste. Estos son los mencionados anteriormente como las incrustaciones, las coronas dentales sobre dientes, o bien las carillas dentales.

3.2. Atrición dental.

Las soluciones serán el uso de una férula dental de descarga para el bruxismo o un tratamiento ortodóntico. En el primer caso, el paciente bruxista podrá ver liberada la tensión en la articulación temporomandibular, así como evitar el rechinamiento dental habitual de este problema mediante el uso de unas férulas durante las horas de sueño, o bien, la aplicación de bótox para relajar la musculatura: en ambos casos se evitará que la atrición avance.

En los casos más graves, con un deterioro dental mayor, es posible que sea necesario recurrir a técnicas de rehabilitación y reconstrucción dental como las incrustaciones o la colocación de coronas sobre dientes gravemente fracturados con el objetivo de reforzar las estructuras dentarias afectadas.

En el segundo caso, el problema de maloclusión dental que causa atrición deberá resolverse mediante el uso de un aparato ortodóntico fijo (brackets) o removible (férulas de Invisalign) que corrija la alineación dental de modo que el contacto entre dientes antagonistas sea el correcto. Por otro lado, de haber un problema en maxilares, es posible que sea necesario llevar a cabo un tipo de cirugía que conocemos como ortognática.

3.3. Abrasión dental.

Puesto que la causa principal de la abrasión es la aplicación de una técnica de higiene oral inadecuada, es importante que el paciente aprenda a usar la técnica correcta de cepillado con movimientos en vertical. Será recomendable hablar con el especialista quien podrá realizar recomendaciones sobre el cepillo y la pasta dentífrica adecuadas para evitar la evolución del desgaste.

Por otro lado, es posible que sea necesario recurrir a la colocación de coronas, incrustaciones o carillas dentales en función del deterioro de las piezas dentales. En el caso de las carillas dentales será posible elegir un tono más blanco que permita corregir los defectos de color ocasionados por la pérdida de esmalte dental.

Además, si el especialista lo considera adecuado, es posible recurrir a técnicas menos invasivas de blanqueamiento dental para recuperar un color más estético. En las clínicas Udemax usamos una técnica segura y sin contraindicaciones, no obstante, cada caso es distintos y para llevar a cabo el mejor tratamiento personalizado, recomendamos realizar una primera visita, sin compromiso.

Otros artículos sobre odontopediatría y ortodoncia

Abrir chat
Hola! Estaré aquí si me necesitas
Clínica Udemax
Hola! Estoy a tu disposición si me necesitas