971 76 75 22

Camí de la Vileta, 30 (Policlínica Juaneda Miramar) | 07011 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa

Horario: de lunes a jueves, 9:00h. a 20:00h. | viernes de 9:00h. a 17:00h.

Camí de la Vileta, 30 (Policlínica Juaneda Miramar) | 07011 Palma, Illes Balears | Localízanos en el mapa | Contacto
consecuencias perdida dental

¿Qué consecuencias tiene la pérdida dental?

Dr. Emilio Martínez-Almoyna

Dr. Emilio Martínez-Almoyna

CEO y Codirector médico de Clínicas UDEMAX | Licenciado en Medicina y Odontología y máster en Medicina Estética. Experto universitario en Periodoncia y postgrado en Implantología.  Miembro de la Sociedad Española de Periodoncia y la American Dental Association.

La falta de piezas dentales es un problema de salud bucodental muy común entre las personas adultas. Más del 70% de personas con menos de 45 años han sufrido la pérdida de algún diente definitivo. Y solo el 5% de la población con edades superiores a 65 años mantiene la totalidad de sus piezas dentales originales.

Ya sea a causa de una enfermedad periodontal, una caries o un fuerte traumatismo que haya provocado la caída del diente, no reponerlo puede afectar a más que la estética de la sonrisa, ya que no es lo único que se ve comprometido cuando se pierde un diente. De hecho, suelen aparecer otros problemas de carácter funcional que son importante conocer.

¿Qué sucede si no se reponen las piezas dentales perdidas?

  1. Empeoramiento de la estética del rostro.
  2. Problemas de fonación y articulación de palabras.
  3. Mayores dificultades en el proceso de digestión.
  4. Problemas de oclusión, es decir, de mordida.
  5. Mayor riesgo a sufrir otras afecciones dentales.

El edentulismo (la falta de una o varias piezas dentales) puede tener consecuencias estéticas pero también sobre las estructuras óseas, los tejidos blandos así como alteraciones funcionales. Veámoslas para entender la importancia de dar solución a la pérdida dental:

1. Empeoramiento de la estética del rostro.

Esta es la consecuencia más evidente, especialmente cuando la pieza dental perdida está en una zona visible de la sonrisa y no se trata, por ejemplo, de un molar. No obstante, la estética de la sonrisa no la única que se puede ver afectada ya que al faltar un diente en la sección anterior puede comenzar un hundimiento del labio a causa de una falta de soporte.

Este problema que se acentúa si falta más de una pieza dental junto con un pseudoprognatismo (ilusión óptica de desalineación entre el maxilar y la mandíbula) pueden llegar a producir cambios morfológicos en el rostro, dándole un aspecto envejecido de forma prematura.

2. Problemas de fonación y articulación de palabras.

Los dientes, especialmente los ubicados en el sector anterior, también cumplen una función importante a la hora de articular sonidos. Una persona que padece edentulismo en una de sus piezas centrales va a encontrar una mayor dificultad a la hora de pronunciar palabras con la uve, la efe, la ce o zeta, por ejemplo.

Obviamente esto se debe a la necesidad de realizar estos fonemas con los dientes de la arcada superior en contacto con la lengua o el labio inferior. Así pues, perder un diente en esta parte de la dentadura (especialmente los incisivos superiores) implicará tener problemas a la hora de articular ciertas palabras con estos fonemas.

Hasta ahora, como has podido observar, nos hemos centrado en la pérdida de piezas centrales. Pero, ¿qué ocurre si se ha perdido un diente posterior, una muela? ¿Es realmente necesario reponer esta pieza si la fonación o la estética no parecen estar comprometidas? Aunque aparentemente no existan problemas a la hora de masticar alimentos, es posible, que la masticación de los alimentos no sea la mejor y la digestión empiece a verse afectada:

3. Mayores dificultades en el proceso de digestión.

Cortar, desgarrar, triturar y moler son las funciones de nuestros dientes a la hora de masticar los alimentos y comenzar el proceso digestivo. Como es lógico, si el proceso de masticación no es el óptimo, la digestión tampoco lo será. Los alimentos no pasarán al aparato digestivo en las mejores condiciones de tamaño y textura, forzando al estómago a realizar un mayor trabajo, dificultando la digestión e, incluso, la absorción de nutrientes.

Y es que cuando se han perdido una o varias piezas dentales, el proceso de masticación comienza a verse afectado: la falta de un incisivo dificulta cortar los alimentos en trozos más pequeños; la ausencia de caninos o premolares dificulta desgarrar alimentos fibrosos…; mientras que la falta de molares impide moler correctamente los alimentos y dejarlos preparados en una masa fácilmente ingerible y óptima para la digestión.

Por otro lado, el proceso de masticar con la ausencia de algún diente provoca un sobreesfuerzo del resto de dientes en la dentadura, generado un mayor desgaste. Además, debe tenerse en cuenta que las encías, en este proceso, también van a verse afectadas, no sólo porque el alimento se deposita en el hueco donde debería estar el diente, sino también porque pueden sensibilizarse al comenzar un nuevo desplazamiento de los dientes. Lo que nos lleva a la siguiente consecuencia de la pérdida dental:

4. Problemas de oclusión, es decir, de mordida.

Un aspecto muy importante de nuestra dentadura que debemos tener en cuenta es la mordida. Los dientes de la arcada superior buscan el contacto con los dientes antagonistas de la arcada inferior, es decir, buscan su apoyo. Y es por ello que ante la falta de una pieza dental los dientes adyacentes comienza a moverse, buscando el contacto y generando problemas de oclusión.

Dicho de otro modo, la existencia de un hueco vacío hace que los dientes adyacentes se muevan para ocupar el espacio. Esta alteración en la posición de los dientes generará contactos inadecuados durante la masticación, sobrecargando ciertas zonas lo que provocará: un desgaste prematuro de las otras piezas dentales, un empeoramiento del estado de las encías, molestias en la mandíbula, e incluso, cefaleas y dolores cervicales, además de:

5. Mayor riesgo de sufrir otras afecciones dentales.

Otra de las consecuencias del edentulismo con la que hay que tener especial cuidado y es el riesgo a padecer otro tipo de enfermedades bucodentales. Y es que es posible no prestar la suficiente a la higiene oral, especialmente en esa zona, dando lugar a tener:

5.1. Una mayor probabilidad de sufrir de caries.

Además del mayor desgaste que sufren los dientes, ante la falta de una pieza dental es posible que, la cantidad de alimentos remanentes puede ser superior. Por esta razón, es importante prestar atención a la higiene bucodental de la zona que, de ser deficiente, puede llevar a la aparición de caries que comprometan la integridad del resto de dientes. Hay que recordar que la caries junto con las enfermedades periodontales son las causas principales de pérdida dental.

5.2. Más posibilidades de tener enfermedades periodontales.

Además del mayor desgaste que sufren las encías, si se le añade también una deficiente higiene oral, existen mayores probabilidades de padecer gingivitis y periodontitis, enfermedades inflamatorias de las encías que se deben a causa principalmente bacteriana y que, además de aumentar la sensibilidad, también pueden comprometer la estabilidad de otros dientes.

5.3. La muy probable reabsorción del hueso alveolar.

Tras la pérdida de un diente, el hueco remanente no recibe la misma fuerza ni la misma estimulación (procedente de la masticación) que cuando existía la pieza. Esto provoca lo que se conoce como reabsorción ósea que supone la disminución progresiva del tejido óseo en la zona edéntula. Si esto ocurre, sería más complicado reponer la pieza dental perdida.

Y por estas razones que hemos explicado siempre es recomendable actuar lo antes posible para dar solución a la pérdida dental. Hoy la odontología dispone de una serie de tratamientos que pueden adaptarse a las necesidades y bolsillos de cada paciente. No obstante, la solución más estética, duradera y eficaz ante el edentulismo es la colocación de implantes dentales, unas prótesis fijas que actúan de la misma forma en que lo haría un diente, salvando la estabilidad de la dentadura al prevenir las consecuencias de la falta de una pieza dental.

Otros artículos sobre odontopediatría y ortodoncia

Líneas de marioneta: ¿qué son y cómo disimularlas?

Las líneas de marioneta son uno de los signos del envejecimiento más visibles que puede tratarse con técnicas no invasivas de medicina estética….

Causas y tratamiento de la sensibilidad dental

Un 30% de la población sufre de sensibilidad dental, pero ¿sabes cómo se evita? ¿Cuáles son las causa y cómo se trata en cada…

Consejos para el cuidado de las carillas dentales

El correcto cuidado de las carillas dentales permite que estas duren más tiempo en mejores condiciones, en función de cada material….

¿Qué es la periimplantitis y cómo prevenirla?

La periimplantitis es una de las principales causas del rechazo de un implante dental durante la fase de osteointegración. ¿Cómo se previene?…

¿Qué cepillo de dientes es mejor y cómo lo elijo?

¿Sabes qué factores debes tener en cuenta a la hora de elegir el cepillo de dientes adecuado? Conócelos y mejora tus hábitos de higiene…

¿Qué es la odontofobia y cómo superarla?

La odontofobia o miedo al dentista puede superarse también gracias a nuevas técnicas en Odontología que ayudan a tranquilizar a los pacientes….

Camí de la Vileta, 30

07011 Palma

Illes Balears

+34 971 76 75 22

Otras clínicas UDEMAX

Horario: de lunes a jueves, de 09:00h. a 20:00h. | viernes, de 09:00h. a 17:00h.

Partner-de-Invisalign
Miembro-de-aesor-sedo
Logo-Accepted-ADA-American-Dental-Association
Logo-SEPA-Sociedad-Española-Periodoncia-Osteointegración
Logo-Consejo-General-Dentistas
Miembro-de-SEDO-logo
Miembro-de-european-federation-of-periodontology
Miembro-de-incognito_logo-pg

Copyright Clínicas UDEMAX 2022 | Estrategia digital Amara, ingeniería de marketing

Abrir chat
Hola! Estaré aquí si me necesitas
Clínica Udemax
Hola! Estoy a tu disposición si me necesitas