Feugiat nulla facilisis at vero eros et curt accumsan et iusto odio dignissim qui blandit praesent luptatum zzril.
+ (123) 1800-453-1546
info@example.com

Related Posts

Pide tu cita online
Contacta
971 767 522 607 833 629
Lunes - Jueves: 9:00 - 20:00 Viernes: 9:00 - 17:00
udemax@udemax.com urgencias@udemax.com

Complicaciones de los piercings

boca

Muchas veces, las modas pasan factura.

Hasta hace unos años, no había adolescente/joven que se preciara sin un piercing. Y ahora, leemos que un piercing mal colocado puede llegar a provocar infecciones y molestias más allá de la molestia de los primeros días.

Uno de cada cinco jóvenes que se coloca piercings sufre algún tipo de complicación médica

«Hay una significativa incidencia de complicaciones médicas en los estudiantes con piercing», afirma el doctor Lester B. Mayers, jefe del Departamento de Medicina y Deporte de la universidad que realiza el estudio. Encontró que un 52 por ciento de los estudiantes tenían un piercing y un 17 por ciento había vivido complicaciones médicas por ello. «Si la prevalencia que hemos encontrado es representativa de este grupo de edad, los casos de complicaciones son considerables y crecientes, como también sus costes para el sistema de salud».

Los odontólogos españoles también advierten sobre lesiones

Durante el reciente Primer Simposio de Odontoestomatología para higienistas organizado por la Asociación de Higienistas y Auxiliares Dentales de España (AHIADEC), este colectivo también advirtió de los riesgos de los piercings en la boca, recomendando que se acuda a profesionales preferiblemente con formación médica para colocar estos adornos.

Las complicaciones más comunes en estos casos son alergias, reacciones en los tejidos o las mucosas bucales, infecciones diversas, ingestión de pieza, lesiones cutáneas, nerviosas o en venas, cicatrices y fracturas dentales.

Un piercing mal colocado puede provocar infecciones y, aunque esté bien colocado, puede provocar diferentes lesiones en el interior de la boca al golpear los dientes al hablar.

Para evitarlo, los odontoestomatólogos pidieron una mayor formación de los profesionales que colocan estos adornos y que se regulen las normas sanitarias de los establecimientos donde se lleva a cabo esta actividad, como recientemente ha hecho la Generalitat de Catalunya.