Ortodoncia para niños en GRUPO UDEMAX

Ortodoncia Infantil

Sonrisas para los más pequeños

Ortodoncia para niños en Mallorca

¿Qué es la Ortodoncia interceptiva?

Según la Sociedad Española de Ortodoncia (SEDO),  es aconsejable realizar una primera revisión a los 6 años a pesar de que el crecimiento de los dientes parezca normal a simple vista.

El tratamiento ortodóncico en niños se conoce como Ortodoncia interceptiva, y puede iniciarse con 6 o 7 años de edad.

Esta edad recomendada de 6-7 años para inicar el tratamiento de ortodoncia no es casualidad. En esa edad coinciden varios factores que ayudan a que el tratamiento de ortodoncia sea más rápido y efectivo:

  1. A esa edad empiezan a salir los dientes definitivos que coincidirán con los dientes temporales.
  2. A esa edad aparecen también los primeros molares definitivos que tienen gran importancia para el posterior desarrollo de la boca ya que actúan como guía para la colocación del resto de piezas.
  3. A partir de los 6 años se produce el desarrollo de los huesos maxilares de los niños.

Los tratamientos de ortodoncia interceptiva son la solución para niños de 6 a 11 años.

¿Es necesario un tratamiento de ortodoncia tan temprano?

Un tratamiento temprano de ortodoncia no es necesario para todos los problemas dentales y varía en función de su tipo y gravedad. Lo ideal es comenzar las visitas al ortodoncista antes de que se presente el problema en sí, de esta manera, el ortodoncista podrá valorar tanto la posición como la mordida (oclusión) de los dientes y el crecimiento de los huesos maxilares a una edad temprana.

En el caso de que tras esta primera revisión nuestro ortodoncista considere que el desarrollo es correcto, será recomendable realizar controles periódicos (cada 6-12 meses).

De esta manera nuestro ortodoncista del GRUPO UDEMAX , podrá hacer un seguimiento de la evolución de la salud dental y podrán detectar los problemas, en caso de que se produzcan, en fases tempranas.

¿Qué aparatos son los que se utilizan para ortodoncia Interceptiva?

En el caso de que exista alguna alteración en el alineamiento o la mordida de los dientes, el ortodoncista valorará la posibilidad de comenzar un tratamiento de ortodoncia.

Durante esta fase de ortodoncia interceptiva se utilizarán los llamados aparatos de “quitar y poner”.Estos aparatos consisten en unas placas fabricadas con materiales acrílicos que se sostienen en la arcada dental mediante unos ganchos.

Los aparatos de ortodoncia interceptiva se utilizan principalmente para corregir la mordida cruzada posterior, expandir la arcada dentaria o provocar determinados desplazamientos de los dientes.

Las llamadas "mordidas cruzadas" son una alteración en la forma de cierre de los dos maxilares. Las mordidas cruzadas que desvían lateralmente la mandíbula deben corregirse a cualquier edad por la disfunción que producen y la posibilidad que durante el crecimiento se produzcan asimetrías y sobrecarga de la articulación temporo-mandibular.

En este tipo de mordidas, se produce un arco dental comprimido, es decir, los dientes están colocados en menos espacio y más juntos, por lo que habrá menos espacio disponible para la dentición definitiva con lo que los dientes que quedarán apiñados (montados) al erupcionar.

Los paladares estrechos y las mordidas cruzadas suelen ser consecuencia de factores externos, como pueden ser las amígdalas hipertróficas o la respiración bucal.

¿Son efectivos los aparatos de la ortodoncia interceptiva?

Los aparatos de la ortodoncia interceptiva son removibles o de “quita y pon”. Por ello es imprescindible tener en cuenta que la eficacia de los resultados está directamente relacionada con su tiempo de uso.

Es muy importante que los niños se responsabilicen con su utilización y que los padres vigilen el tiempo real de uso.

¿Qué ventajas tiene la ortodoncia interceptiva?

La ventaja de la ortodoncia interceptiva es que aprovecha el crecimiento del niño eliminando los problemas en el futuro. Además es un tratamiento corto, 5 a 8 meses, cómodo, de manera que no molesta y eficaz para que solucione el problema y deje que el niño siga creciendo con normalidad. Si dichos problemas se prolongasen en el tiempo, el caso se complicaría sustancialmente.

Otra de las ventajas es que hasta los 12 - 13 años aproximadamente, que el paciente está en crecimiento, podemos guiar a los huesos hacia una posición correcta. Pasado el pico de crecimiento del paciente, nuestro tratamiento sólo podrá ir enfocado a mover los dientes. Por eso es tan importante hacer una revisión anual al ortodoncista mientras su hijo está en crecimiento.

Formulario de Contacto

SUBIR